Skip to main content

Entidades Financieras

Participamos activamente en la transformación de la industria de servicios financieros

El sector financiero está viviendo con especial intensidad una etapa de fuertes cambios, tanto por el papel que desempeñó como epicentro de una crisis que dura ya nueve años, como por su especial protagonismo en las medidas económicas tomadas para tratar de salir de ella.

Tras unos años marcados por el deterioro de su imagen institucional, la necesidad de inyectar capital público para sostener los balances de las principales entidades financieras, una contracción del crédito y la reducción de los márgenes, el sector financiero se enfrenta a una nueva realidad, mucho más compleja que la vivida en periodos anteriores.

Por otro lado, el sector financiero se ha visto inmerso en un auténtico tsunami regulatorio caracterizado por una proliferación, endurecimiento y globalización de la normativa. A las exigencias ligadas a los riesgos de crédito, mercado, estructurales (tasa e interés) y operacionales, se incorporan nuevas exigencias en torno a los riesgos estratégicos y de negocio, de conducta, de modelo, etc., convirtiendo la adecuada gestión de todos ellos en un elemento fundamental para garantizar la sostenibilidad en el medio y largo plazo. 

Este costoso proceso de adecuación normativa está suponiendo, no obstante, un robustecimiento de los balances y de los procesos operativos de las entidades financieras. Contamos hoy con un sistema financiero recapitalizado, más regulado y supervisado, que ha puesto foco en la dinamización del negocio, la eficiencia y el control de los riesgos.

Adicionalmente, la evolución de la sociedad y el vertiginoso avance de las tecnologías están provocando un cambio de paradigma en la gestión de clientes (además de la entrada de nuevos competidores -fintech-). El sector afronta un replanteamiento estratégico que ha de contribuir al ajuste y adecuación de sus modelos de negocio, financieros, de riesgos, operativos y tecnológicos al nuevo entorno (procurando con ello mejorar el ROE). Estas razones hacen del sector financiero uno de los más complejos del contexto económico actual, en el que la aportación de valor en los nuevos planteamientos requiere de soluciones con una visión experta.

Nuestra práctica

Management Solutions presta servicios a la totalidad de la tipología de entidades que conforman este mercado: banca, entidades aseguradoras, sociedades de inversión, broker-dealers, financieras, etc.

Desde un profundo conocimiento del sector, nuestros profesionales poseen una dilatada experiencia en cualquiera de los retos actualmente vigentes.

Todas nuestras áreas de especialización son aplicables a esta práctica. Adicionalmente, hemos desarrollado servicios específicos que responden a requerimientos propios del sector. Destacamos especialmente los relativos a actividades de Banca Mayorista (Tesorería, Mercado de Capitales, Asset Management, Medios de Pago, etc.), el negocio de Banca Comercial y de Particulares (modelos de distribución, conocimiento del cliente, multicanalidad y experiencia del cliente, etc.),  la gestión de los riesgos del negocio financiero (en cualquiera de sus facetas), la optimización de los recursos propios consumidos, así como el cumplimiento de normativas aplicables (Basilea, liquidez, blanqueo de capitales, etc.).