Skip to main content

Entidades Financieras

Participamos activamente en la transformación de la industria de servicios financieros

El negocio bancario está inmerso en un proceso de profunda transformación motivado por al menos tres grandes elementos: el entorno macroeconómico; la regulación y la supervisión; y la transformación digital, que está teniendo un impacto directo en la rentabilidad de las entidades financieras: reducción de los márgenes, presión sobre los costes y disminución del ROE. De acuerdo con la EBA, un 30% de las entidades europeas prevé realizar cambios en su modelo de negocio como consecuencia de estos factores.

La evolución del contexto macroeconómico se caracteriza en términos globales por la moderación del crecimiento en un entorno de bajas tasas de inflación y tipos de interés, aunque con una tendencia decreciente de las tasas de desempleo y morosidad, lo que en el corto plazo ha permitido mantener el precio de los activos y reavivar el apetito de riesgo, pero en el medio plazo reduce la rentabilidad del negocio bancario y lo hace más vulnerable.

Con relación al contexto regulatorio y supervisor, los requerimientos son más numerosos, más exigentes y afectan a más ámbitos (capital, provisiones, estructura de balance, liquidez, apalancamiento, etc.), a cambio de una mayor seguridad y solvencia del conjunto del sistema, lo que merma la rentabilidad de las entidades de forma estructural; y los costes directos de adaptarse a ellos están siendo muy significativos para las entidades, alcanzando los 2.000 millones de dólares al año en el caso de las mayores entidades. Pero la expectativa es de una cierta estabilización en el medio plazo, a medida que el proceso de transformación regulatoria y supervisora vaya concluyendo.

Por otro lado, en relación con la transformación digital, se observa una revolución tecnológica sin precedentes con un impacto profundo en el modelo de negocio de las entidades. Esta transformación se puede sintetizar en tres cambios: el aumento exponencial de datos y capacidades de almacenamiento, procesamiento y modelización, con menores costes asociados; un cambio de comportamiento de los clientes, hacia un perfil más digital e informado; y la aparición de nuevos competidores fuertemente apalancados en la tecnología.

Ante el reto que supone la transformación del contexto en el que operan, las entidades financieras están respondiendo transformándose a su vez en al menos cuatro ejes: modelos de negocio; transformación y eficiencia; finanzas; y gestión de riesgos.

Nuestra práctica

Management Solutions presta servicios a la totalidad de la tipología de entidades que conforman este mercado: banca, entidades aseguradoras, sociedades de inversión, broker-dealers, financieras, etc.

Desde un profundo conocimiento del sector, nuestros profesionales poseen una dilatada experiencia en cualquiera de los retos actualmente vigentes.

Todas nuestras áreas de especialización son aplicables a esta práctica. Adicionalmente, hemos desarrollado servicios específicos que responden a requerimientos propios del sector. Destacamos especialmente los relativos a actividades de Banca Mayorista (Tesorería, Mercado de Capitales, Asset Management, Medios de Pago, etc.), el negocio de Banca Comercial y de Particulares (modelos de distribución, conocimiento del cliente, multicanalidad y experiencia del cliente, etc.),  la gestión de los riesgos del negocio financiero (en cualquiera de sus facetas), la optimización de los recursos propios consumidos, así como el cumplimiento de normativas aplicables (Basilea, liquidez, blanqueo de capitales, etc.).